5/10/10

¿Quién cocina mejor, el hombre o la mujer?

Hace poco me detuve a pensar en una pregunta clásica entre los niños y las niñas: ¿Quién es mejor?, en esta ocasión me quede pensando si era mejor la mujer para cocinar o el hombre.
¿Quién cocina mejor? Es una pregunta difícil de responder. No tengo datos estadísticos únicos o mediaticos sobre el asunto. Pero podemos percibir principalmente en la media, que los hombres destacan mucho más que las mujeres como chefs.

El motivo que lleva a esta situación  puede tener su comienzo en la  infancia de ambos, cuando el hombre toma una pelota, aprende a competir y a sobresalir en actividades físicas, imitando a sus ídolos del fútbol.   Mientras que la mujer pasaba el tiempo jugando con un juego de ollitas de plástico o un juego de té que no combinaban para nada con sus muñecas Barbie, y que solo le recordaban a sus madres o a sus tías como unas verdaderas esclavas de la cocina. 

Para la mujer desde siempre ha sido una imposición  de sociedad el aprender a cocinar. Algo que para muchas representa una obligación e incluso como un destino futuro, algo de lo que no podrán escapar, como si fuese una sentencia... que se cumplirá a como de lugar llegada la hora en la  etapa adulta.

Para el hombre el contacto con la cocina sucede de forma casual. Como un pasatiempo que le da inmenso placer estomacal el aprender y practicar. Este pasatiempo puede con el tiempo irse transformando en un arte. El arte culinario masculino.

La comida tiende a presentarse como un enemigo para el sexo femenino. Algo que una vez ingerido contribuirá para la destrucción de sus bellas siluetas, conseguidas con muchos sacrificios.  (hambre, dietas y ejercicios). Las pruebas de esa  enemistad entre las mujeres y la comida la podemos constatar a través de innumerables casos de mujeres que presentan síntomas de bulimia, anorexia, dolencias que matan al mundo de la moda y fuera de ella.

Antiguamente se decía que el hombre era conquistado por el estómago.  Probablemente esto contribuyo a que él buscase su independencia aprendiendo a hacer su propia comida.   Para algunas mujeres incluso en la época actual, perciben el una olla como un objeto símbolo de sumisión. En la actualidad la mujer busca destacar por actividades que son apreciadas como actividades masculinas en las que se represente un reto y una manera de demostrar que las actividades no están destinadas únicamente para un sexo en especifico.
Con certeza existen en el mundo más mujeres con habilidades para preparar platillos suculentos  que los los hombres. Por que en cuanto las enseñan a cocinar se vuelve como una rutina, algo nato que por genero se ha encasillado a la mujer a hacerlo como una actividad sexista; en donde a la mujer se le enseña a cocinar y al hijo se le enseña a patear un balón.  Es por eso que para el hombre se convierte en un desafío.  Tal vez por esto es que las mujeres terminan viendo la cocina como un tema trivial, en cuanto los que los hombres procuran gritar a los cuatro vientos su "don", buscando ganar fama a través de sus proezas junto a la estufa y el horno. 


En fin, independientemente de quien quiera hacer la sopa, podemos afirmar una cosa que los hombres NUNCA podrán conseguir hacer mejor que las mujeres en la cocina. La famosa comidita de Mamá, Algo que ni el mejor chef de cocina del mundo podrá preparar de forma mas apetitosa, pues cuenta con un ingrediente único que existe en esencia en la esencia de las mujeres. El amor de madre.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario